Ruta por Cabo de Gata: Del Playazo hasta la Cala San Pedro

Hoy nuevamente se vuelven a juntar Los Morralones eso si, los que merecen las pena ya que Fran el chiringuitos y Ramón te pées nos hacen la envolvente, una vez más, para no asistir. 

En esta ocasión nos acompañan, en esta ruta organizada por la asociación de amigos del parque natural Cabo de Gata-Níjar, dos personajes a la altura moral, como no podía ser de otra forma, de Los Morralones, Lores y Cuerva, con sus respectivas señoras.


Punto de encuentro: El Playazo de Rodalquilar
Nivel de dificultad: Medio
Distancia a recorrer:20 Km.
Desnivel acumulado: 420 metros 
Tipo de ruta: lineal (ida y vuelta)






Sin retraso y puntuales llegábamos al punto de encuentro en la playa del Playazo en Rodalquilar donde tras unas palabras de Julian (el guía) nos encaminamos dirección al castillo, según parece, recientemente adquirido por un particular, para dejarlo a nuestro lado rumbo a nuestro destino, Cala San Pedro. 

Tras pasar por una vistas únicas, y un par de miradores, llegábamos a la Playa de las Negras, la cual cruzamos por la costa hasta desviarnos, a la izquierda, por un cañaveral en cuyo fin comenzaríamos la subida principal de la ruta dirección a la cala.





Pasado el Camping de Las Negras y la carretera comenzaba nuestra andanza por el camino, otra vez de tierra, que lleva a la Cala San Pedro, eso si, sin perder detalle de las calas a cada curva del camino, así como de las magnificas vista que ofrece el litoral almeriense. 



Nada más llegar a la bajada a Cala San Pedro, podemos percatarnos que el mundo a cambiado, y ya podemos ver a los primeros "pobladores" de la zona. Impresiona, positivamente, el ver como de cuidado está el entorno, más si tenemos en cuenta que hay gente habitándolo diariamente, nada más entrar nos encontramos con un caño de agua potable, con dos caras singular en la piedra, y unas instrucciones de uso y conservación del medio.





Poco más abajo, entre granados e higueras está la playa, donde justo al llegar se puede observar un pintoresco plano con la ubicación de los puntos de agua potable y de las letrinas, así como nuevamente las instrucciones a seguir con los residuos.

Ya era la hora de comer y el grupo se separa para comer según gusto, sol, sombra, en la playa... lo mejor, ¡El chiringuito! Eso si, muy Hippies pero ¡2€ por una lata de Mahou! Que buenamente disfruté con los pies bañados por el mediterráneo una vez encontrado el sitio ideal para refrescarse y comer.

Y ya, sólo restaba lo peor ¡LA VUELTA A CASA!

Gran ruta, gran organización, buena compañía y un tiempo excelente, ¡25º de media a mitad de Octubre!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ruta del hambre, La Chanca, Pescadería, Almería

Ruta: Hidroeléctrica de Laujar de Andarax

Ruta: Subida "Cerro de los Frailes"